País Vasco, tierra de dragones.

Aprovechando los últimos premios que se ha llevado Juego de Tronos en los Emmy, quería hacer un pequeño resumen de la visita que hicimos al Pais Vasco a finales de 2017, y por supuesto nuestra visita a Rocadragón 😉

Sinceramente, me sorprendió muy gratamente toda esta comunidad. Cuánto verde y qué sitios más bonitos que visitar.

Nosotros hicimos un pequeño road trip de cinco días, alquilando un coche y recorriendo sobretodo su cornisa: Bilbao (Portugalete-Getxo)-Zumaia-Lequeitio-Ea-Urdaibai-Mundaca-Bermeo-San Juan de Gatzelugatxe-Butrón-Bilbao

Los dos primeros días los pasamos en Bilbao: me pareció una ciudad ideal para vivir. No muy grande,  un casco histórico bonito, museos, un gran paseo al lado del río…

Nos alojamos en las llamadas 7 calles (Zazpi Kaleak) es decir en pleno casco histórico de la ciudad, digamos que fueron las calles primigenias de Bilbao . Lo mejor, perderse por sus callejuelas y tomar algún pincho por  Plaza Nueva,  lugar del tapeo por excelencia.

7calles

7calles

 

Pinxos

Pinxos

También es interesante ver la Catedral de Santiago, de estilo gótico. Y muy cerquita el Mercado de la Ribera, donde también hay cantidad de bares para degustar más pinchos.

Catedral

Catedral

Por supuesto hay que visitar el museo Guggenheim. Nosotros la verdad que solo lo vimos por fuera porque el arte moderno no es lo nuestro, pero la verdad que solo su arquitectura ya merece la pena, y por supuesto Puppy, el perro gigante hecho de flores que lo custodia.

Araña

Araña

 

La llamada ría de Bilbao o Nervión es otro imprescindible. Pasear por cualquiera de sus márgenes es un disfrute y la arquitectura de sus puentes también.

Ría

Ría

 

A tan solo 10 minutos  en metro desde Bilbao, nos encontramos con dos poblaciones que también recomendamos: Portugalete y Getxo.

La imagen típica de estas dos ciudades es el Puente de Vizcaya (1893), el cual puedes cruzar en una especie de  transbordador o a pie por su parte más alta, lo cual recomiendo muchísimo por las vistas impresionantes que tiene.

Puente

Puente

 

Estas dos poblaciones tuvieron su máximo apogeo en la época industrial y se crearon a los dos lados de la ría importantes construcciones de estilo vasco y balnearios. Existe una ruta a pie desde la parte baja del puente en Gexto de unos 3km bordeando la ría a través de un bonito paseo marítimo donde vas encontrando este tipo de edificios y unos paneles informativos que van detallando el tipo de construcción.

Estilo neovasco

Estilo neovasco

Tras estos días por la zona nos dirigimos directamente a Zumaia. Espectacular. El pueblo ahora es muy conocido tanto por los rodajes de Juegos de Tronos y 8 Apellidos vascos. ¿qué ver aquí? Pues principalmente los flysch y la Ermita de San Telmo. Si tienes tiempo, existen multitud de rutas por los acantilados para poder observar mejor las formaciones rocosas.

 

Flych

Flych

 

Ermita San Telmo

Ermita San Telmo

Tras esto seguimos camino hacia Lequeitio, un pequeño pueblo pesquero que se hizo famoso en la Edad Media por la caza de ballenas hasta bien entrado el siglo XIX. Hoy día su ocupación principal es el turismo con unas bonitas playas y un muelle con mucha vida.

Ese día hicimos noche en una casa rural recién estrenada y muy recomendable a pocos kilómetros de Ea, Urdabai Etxea. Ea es un pueblecito con mucho encanto que tiene la particularidad de estar dividido por el río. La visita consiste en un paseo por cualquiera de las dos calles que rodean el rio , llegando al final a un puerto y a un pequeña playa solo visible con la marea baja.

Ea

Ea

Seguimos nuestro camino hacia la Reserva de la Biosferia de Urdabai, más concretamente al Bosque de Oma, un pintoresco bosque obra de Agustín Ibarrola. Dejamos el coche en el aparcamiento del Barrio de Basondo  desde donde hay un pequeño paseo de 3km hasta empezar con el bosque pintado propiamente dicho. En total son 7 km de sendero donde poder disfrutar tanto de la naturaleza como de la obra artística, llena de color y formas caprichosas.

Bosque de Oma

Bosque de Oma

Continuamos nuestro camino en dirección Bermeo, haciendo parada en Mundaca, famoso entre los surfistas por su gran ola izquierda. Nuestro objetivo es San Juan de Gaztelugatxe, famosa hoy día por ser Rocadragón, fortaleza ancestral de los Targaryen.

San Juan de Gaztelugatxe es un islote en cuya cima hay una ermita dedicada a San Juan que data del siglo X. El acceso es espectacular una escalera de piedra con 241 escalones que nos lleva a lo más alto, donde la tradición dice que hay que tocar tres veces la campana como símbolo del esfuerzo realizado, para pedir un deseo o ahuyentar los malos espíritus.

San Juan de Gaztelugatxe

San Juan de Gaztelugatxe

El viaje iba tocando a su fin, pero aprovechamos para hacer una última parada antes de llegar al aeropuerto, el Castillo de Butrón.

Castillo de Butrón

Castillo de Butrón

 

De estilo neogótico, es un castillo abandonado que no se puede visitar, solo ver desde fuera. La verdad que impresiona bastante y es una pena que ninguna institución ya sea pública  o privada se encargue de ella y la ponga en valor.

Su origen data de la edad media, pero su aspecto actual es producto de una profunda remodelación ya en el siglo XIX. Actualmente está en venta.

Y bueno, aquí acabó nuestro viaje. La verdad que si podeís perderos por el País Vasco no os arrepentiréis.

 

Esto también te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *